Archivo de la etiqueta: el pescaito

Recopilación de Poesías y relatos en recuerdo de Gabriel Cruz “El Pescaito”

PESCAITO.

Te fuiste pescaito,
sin poderte defender,
por una mala hembra,
que no te supo querer.

Esa sonrisa linda,
nos robó el corazón,
y tanta gente andaba,
buscándola con amor.

Inocente tu mirada,
aquella que nos cautivó,
esos ojos lindos,
que suplicaban amor.

En el fondo del mar,
los pescaitos se juntaron,
y nadaban todos juntos,
tratando de encontrarlo.

Querubín de tez morena,
de mofletes sonrosados,
toda España quería,
darte besitos regalados.

Te robaron tu vida,
cuando apenas empezaba,
y queda así tú familia,
para siempre destrozada.

Te cortaron tus alas,
robaron tu libertad,
y nos queda una pena,
imposible de borrar.

Fatídico ese día,
que saliste a pasear,
y que ya no pudiste,
a tu nido regresar.

Ahora nadas al cielo,
donde amor encontrarás,
pues hay muchos pescaitos,
esperándote para nadar.

El mar se siente triste,
y su bravura es feroz,
pues le falta un pescaito,
que ya no regresó.

Dibujamos muchos peces,
todos eran en tu honor,
para aliviar la pena,
que tu mamá nos contagió.

En el cielo hay una estrella,
diferente a las demás,
de un hermoso “pescaito”
que no para de nadar.

AUTORA: MARÍA ÁNGELES RIAL.
Derechos reservados de la autora María Angeles Rial

Carta de un pececito🐟:🐟🐟🐟

Mama estoy bien, pese a que estés muy triste, sé que tu primer pensamiento es que no lo merecía y es cierto, no lo merecía tienes toda la razón, pero no quiero que pienses que somos los perdedores de esta historia, porque he vencido mamá , aunque el precio para vosotros haya sido muy alto, he vencido y estoy feliz en un lugar donde nunca jamas nadie podrá hacerme daño, he vencido mamá porque nunca la bruja del cuento pensó que un pez tan pequeñito fuera a plantarle cara, he sido valiente mama, aunque mi cuerpecito es pequeño, digo pequeño en comparación con mi corazón y mi valentía, nunca pensé que fuera tan poderoso mama pero lo soy y he ganado, os he enseñado la verdadera cara de un alma oscura, he rescatado a papa de las fauces de la bruja, he podido romper ese hechizo que nunca nadie pudo romper, porque soy mágico mama, por más que hayan querido esconderme brillo mamá, he conseguido que papa y tu estéis más unidos que nunca, no creáis que no os he visto agarraros las manos como nunca, he ganado mama y soy invencible, invencible y eterno, soy eterno en el corazón del mundo, en vosotros que sois yo mismo y en la mente de la bruja malvada que siempre me verá en sus sueños y cada vez que intente ser feliz, mire a un niño o al suyo propio si alguna vez consigue que alguien vuelva a amarla. Soy un guerrero mamá aquí donde os estoy esperando a todos, tengo una armadura dorada y brilla más que el sol, porque yo soy el sol, el que os alumbrara siempre en los días más difíciles, soy el encargado de iluminar la mirada y el corazón de todos los que aun vivís ahí, en ese lugar hostil y lleno de maldad, para que caminéis lo más felices posible hasta mi reino de hadas, donde nunca entran brujas malas, ni personas con el alma contaminada, solo vosotros mama, las personas como tu o como yo. Hay una princesa en este reino, se llama Marta y es muy bonita mamá, tiene un hermoso castillo desde el que podemos ver el mar, me cuida mucho porque dice que me comprende muy bien, bajamos todos los días a la playa y hacemos en la arena pescaditos y castillos, pero estos castillos no se los lleva el mar, ni los pescaditos se deshacen con las olas porque queremos que todos veáis lo bonitos que son, Marta me dice que no estéis tristes, que allí solo somos piel pero aquí somos solo lo que importa, somos alma, almas limpias, grandes y todos un día dejaremos de estar allí para venir aquí, menos las personas malas que siempre estarán atrapadas en sus remordimientos. Mama descansa, hemos ganado y lo he conseguido yo solo, siendo un pescadito tan pequeño, sois libres papa y tu porque ya no hay personas malas tan cerca de vosotros. No os soltéis las manos porque es cuando más brilla mi armadura, si, la del guerrero, la del príncipe que con su luz alumbro el camino de la verdad y dejo al descubierto el odio, la maldad y la mentira, mamá nos volveremos a ver y te enseñare

todos los pececitos que dibujo en la orilla del mar, mama hemos ganado, mamá hoy he vencido a la oscuridad.
( Autor : Andy Moradiellos) (Reservados los derechos de autor)

….DEDICADA A GABRIEL.
By Tony Rojas.

-Dulce tu corazón de ángel
que alguien robó sin querer.
eres alma de tu madre
eres un niño Gabriel.

-Descanses donde descanses
en tu cielo de papel,
que nadie ahí te amenace
que Dios te va a proteger.

-Ya se acabó mi niño
todos te queremos tanto,
pues el amor y el cariño
tu ganaste en un rato.

-Y el poeta hace un trato
al que pone de otro aliño,
que tu, te mereces grato
pues eres amor divino.

Tony Rojas. (Reservados los derechos de autor)
Marzo/18 D.R.

HOY MIS VERSOS SON PARA LOS PADRE DEL PEQUEÑO GABRIEL.
D. E.P CORAZÓN. OJALÁ PAGUE BIEN CARO EL DAÑO QUE TE HICIERON.
Ahora le harán justicia en la tierra y luego se la harán en el cielo.
ENTRE LUNAS DE DESVELOS

Se fue pasando mi tiempo
entre lunas de desvelos,
entre miles de preguntas
sin respuestas ni consuelo.

Sin ver el sol cuando brilla,
ni escuchar la voz que quiero,
y sin besar las mejillas
de aquel que fue mi lucero.

¡ Mil noches de pesadillas!
¡Cuánto llanto y desespero!
Perdí mi estrella divina
y oscuro quedó mi cielo.

Cuando yo le hago preguntas
a los angelitos bellos,
me dicen que me conforme,
y no entienden que no puedo.

¡Yo quisiera ser la madre
del hijo que tanto quiero,
darle amor interminable
y marcharme yo primero!

Mas yo no entiendo de leyes,
ni de quién gobierna el cielo,
porque quisieron privarme
de aquel sol que fue mi anhelo.

ANTONIA NAVARRETE LEBRATO.(Reservados los derechos de autor)
MAYO 2012

 

PECECITOS DE COLORES

Pececitos de colores
Saltando entre las olas
Por alcanzar de mil amores
La cuna de la luna.

Gabriel despierta!!
Déjanos que juguemos
Queremos hacerte compañía.

Las estrellas encendidas
La noche iluminan
Los campos de girasoles
Dorados del medio día.

La luna se acerca al agua
Mientras Gabriel acaricia
Los pececitos de colores
En la pecera con alegría.

Caterina Diez Gandia (Reservados los derechos de autor)

AL PECECITO GABRIEL.
….IN MEMORIAM….

Hoy, la tristeza me ahoga.
Hoy, el pesar me atormenta…
Hoy, pondría al cuello una soga
a esa persona violenta.
si yo, fuera vestido con toga.

No juzguéis y no seréis juzgados,
dice, el Dios, de las sabias palabras;
pero hay que estar muy templados
para contener todas las rabias,
que se sienten por todos lados.

En la Terrenal Justicia,
aún no se ha juzgado
qué persona, con estulticia,
con Gabriel ha acabado,
premeditado, con alevosía y malicia.

Si has sido, tú, mala MUJER,
no debieras llevar tal nombre,
una mujer ha de ser,
la que, junto con el hombre,
al niño ha de proteger.

Que además de aquí, en España,
sea juzgada, en el Cielo
la persona sin entraña,
que ha cortado el feliz vuelo
de un niño noble y bueno
que, en mi corazón… me acompaña
………………….
“Mayor” …….. (Reservados los derechos de autor)
Marzo 11/03/2918

PARA TI GABRIEL…

Hoy todos los peces del mar
Llorando están por tu ausencia,
yo también voy a llorar…
La vida es trágica sin tú presencia.

Pobre inocente sonrisa
que se murió entre tus labios,
Quiero que Dios te bendiga,
y te cobije en sus brazos.

Muy pronto te fuiste Gabriel
pequeño pez maltratado,
la mala mujer que te mató,
tendrá un futuro amargo.

Gabriel tú eres un ángel
que recordaremos siempre,
la sonrisa que te borraron…
Tú sigues en el cielo, sonriente.

T. Salvador.

Reservados los derechos de autor.

SIN PIEDAD

Érase una vez, un pescadito
que aún no sabía nadar
vivía en un pequeño arrecife
con su mama y demás familia.
.
Pero un alma negra, como el carbón
con engaños se lo llevó,
arrebatándole su inocencia,
sin piedad y con su soplo, la vida se llevó.

Pescadito ya nunca volverás
aún que siempre quedarás con nosotros
tus risas y tus girasoles
con el recuerdo de tus cortos pasos.
.
¡Ay, alma negra!, que malvada
fuiste, cruel con la inocencia
de Gabriel, te llevaste su halito de vida
pero él siempre estará presente.
.
Amado, entre sus gentes
y los que quedamos frustrados
cuando te encontraron,
cuando tu sonrisa te había abandonado.
.
.
Dedicado a Gabriel. (Pescadito). Dios lo tenga a su derecha, en la gloria.
.
¡Ay, alma negra!, no te pudiste llevar su recuerdo.
DIDACMJ-2018.- (Reservados los derechos de autor)

A TODOS NOS DA LAS GRACIAS

Hay un ángel en el cielo
con la sonrisa en los labios,
con la carita de bueno
y el pescadito en sus manos.

No quiere que nadie llore
por la ausencia que ha dejado.
Dice que está en los balcones
viendo las velas y ramos.

Dice que no tiene pena
porque Dios lo está abrazando,
porque Dios ya no lo deja
donde pueda sufrir daño.

A todos nos da las gracias
por no mostrar el cansancio,
por buscarlo tantas veces
con la ilusión de encontrarlo.

¡Viva la Guardia Civil!,
que ha demostrado que vale
poniendo todo su empeño
para encontrar al culpable.

Ahora le harán justicia
y pagara todo el daño
el ser que ya no merece
la libertad del humano.

Mis padres sufrieron tanto
que ese dolor no hay quien pague,
yo les daré mi cariño
y mi amor para que avancen.

El cielo ya está de fiesta
porque Gabriel ha llegado,
fue un niño noble en la tierra
que al mundo se lo ha ganado.

CON CARIÑO A GABRIEL A SUS PADRES

ANTONIA NAVARRETE LEBRATO. 15 DE MARZO 2018 (Reservados los derechos de autor)

Para Gabriel

Alitas que se mueven
como aletas.
No sé si fuiste al cielo
volando o nadando.

Da igual, azul cielo y de mar.
Lo que sí, sé es
que no te
hemos de olvidar.

Pescaito de cielo,
azul como el mar.

Gabrielito, pescaito
chiquito, chiquito.

Alitas o aletas
da igual
Aquí en la Tierra
te hemos de recordar.

Nada con tus alas
al azul cielo,
azul como el mar.

Los ángeles del cielo
te reciben con fiesta
clarines y trompetas
todo en el cielo es fiesta.

¿Alitas o aletas?
– ¡ Da igual ! –
Aquí en la Tierra
te hemos de recordar.

En Memoria del niño Gabriel Cruz.
Descansa en Paz ” Pescaito ”

Rosario del Coral. Derecho de Autor Chile.

(Reservados los derechos de autor)

Siempre

Entre las estrellas
hoy volverá a jugar.
Y su luz entre ellas 
nos volverá a iluminar

Alegría que en el cielo
brotara sin parar.
Al ver al pescadito
entre las nubes jugar

Nadando por un mar
de paz y tranquilidad
Su alma vuelve a nadar
con sueño de libertad

Entre las estrellas
un ángel volvió a brillar
y su luz desde ellas
siempre nos volverá a iluminar

Miguel (Reservados los derechos de autor)

Un pez llamado Gabriel – Relato
Posted on 14 marzo, 2018 by jmanuel2708
Querido Gabriel:

Quizás esta carta carezca de importancia, pero siento una irrefrenable necesidad de escribirla y hacértela llegar. Cuando la termine la dejaré enrollada, como si fuera un cilindro, y anudada con una cinta azul, situando un extremo de ésta cercano al cuello de la botella donde la depositaré, entre un lecho de arena y diminutas piedras. Surcará mares y océanos, moviéndose errante entre enormes bancos de peces de colores, como aquellos que tanto te gustaban, hasta detenerse en una lejana playa. Te imagino como un pescaíto más, pequeño Gabriel, como dice Patricia, tu madre; como te conocimos todos los que te seguimos a través de los informativos y sentimos la angustia por tu pérdida. Así te veo yo, que soy para ti un desconocido, porque tu cielo, un firmamento bordado de estrellas o un campo sembrado de girasoles perdido en la lejanía, está inmerso en las profundidades de los mares, en océanos de rizada espuma blanca.

Tu dulce sonrisa, esa tierna inocencia propia de la corta edad, agarrada a esos ocho años inmortalizados por un retrato, quedará prendida en los corazones que se estremecieron a lo largo de los días de tu desaparición, y del trágico desenlace. Ese ser perverso, surgido de las entrañas del infierno, te privó del milagro de la vida, pero no pudo robarte la magia que irradias y nos transmites.

Cuán difícil es que no sintamos ira y rabia ante un crimen tan macabro, como nos han pedido tus padres. Sin embargo, has conseguido transformar a un pedacito de la sociedad: a quienes conservan un ápice de humanidad y a quienes creemos en los valores y en el tejido de los sentimientos.

Qué complicado me resulta escribirte y no dejarme arrastrar por la indignación y el dolor. Quisiera usar un lenguaje sencillo para que me entiendas, pequeño Gabriel, sin mostrarte el odio que me estremece…

Te echamos tanto y tanto de menos… No puedo evitar emocionarme y, sin embargo, quisiera corresponder a tu sonrisa. Te sentimos como parte de la familia: hijo, hermano, primo, sobrino.

No soy padre y no puedo, aunque lo intente, ponerme en el lugar del tuyo, Ángel, que sin saberlo convivió con tu asesina, su reciente pareja que tú despreciabas. Tampoco puedo ponerme en la piel de Patricia, tu madre, cuya fortaleza es digna de admiración y elogio. No pretendo hacerlo porque sería una falta de respeto por mi parte. Lo que sí te aseguro es que puedes estar orgulloso de ellos, Gabriel, porque han demostrado mantenerse firmes ante la adversidad, ante las terribles circunstancias, luchando incansables, aferrados a la esperanza de volverte a ver.

Tu espíritu habita con nosotros, se mueve al compás del viento, de esas nubes que cubren de gris las tristezas y las despejan luego para mostrar las alegrías. Has hecho sacar lo mejor de cada uno de nosotros. Desde el primer minuto centenares, miles de personas, estuvieron aportando su granito de arena para localizarte. Y los que no pudimos participar en tu búsqueda, desde lugares dispares de la geografía, del mundo, te abrimos hueco en nuestro pensamiento.

Quisiera que sepas que tus padres están más unidos que nunca. Ellos necesitarán de tu ayuda, Gabriel. Enséñales a caminar de nuevo, sostenlos si caen o desfallecen, porque se encontrarán perdidos si tú no les envías una señal, si no les guías.

¿Sabes? Me encantaría que conocieras a una joven muy especial, a mi hermana pequeña Hermi. Ella se marchó, como tú, pero más mayor, como consecuencia de una cruel enfermedad, cuando la vida le sonreía y comenzaba a disfrutar de un buen trabajo, de un hogar, de la vida en pareja, de mil proyectos que bullían por su mente. Igual que tú, ella permanecerá enredada en el recuerdo de los que la amamos. Estoy seguro de que te encontrarás con ella, Gabriel, porque los seres únicos se reconocen, aunque jamás se hayan visto. Su color favorito es el de sus ojos, el azul, y es un ángel que irradia luz, como tú.

Te tenemos presente, querido niño. Por eso te pido que nades. Nada muy lejos, pececillo, y cuando estés agotado, descansa en lechos de coral. Estas páginas bucearán contigo, a tu lado. Algún día el barquito que las transporten, una simple botella verde, se quedará varada en la playa de otro país. Tal vez quien la encuentre la vuelva a lanzar al abrazo de las aguas, a tu particular cielo, a ese inmenso cultivo de girasol que compone tu canción favorita, y vuelva a acompañarte un trecho de tu largo viaje hacia el infinito.

Ojalá así sea.

He de despedirme, pequeño Gabriel, el llanto enturbia mis ojos y me impide continuar. Pero será una despedida breve, te lo prometo, un paréntesis en la eternidad…

© José Manuel Muñoz Serrano

Sabes Gabriel?

Yo también soy mamá de un niño precioso de ocho años y mi situación personal es como la de tus papis. Eras puro amor, se nota en tus fotos, en tu cara, tu sonrisa….tu desaparición me marco mucho por vivir una situación similar. Desde que apareció tu camiseta el corazón me decía que algo iba mal 🙁

No entiendo cómo se puede tener esa sangre fría siendo madre, no voy a nombrar a esa “persona” porque como ha dicho tu mami no se merece que lo hagamos. Hoy no tengo a mi niño conmigo, mañana vendrá de estar el fin de semana con su padre, no sé cómo explicarle que fue la pareja de tu padre la que acabo con tu vida, aunque tendré que explicárselo pronto prefiero que lo sepa por mí. Esta semana mi pequeño se ha dormido abrazado a mi diciendo, “mamá no quiero que me pase lo mismo que a Gabriel”… espero que estos políticos reaccionen y que tú muerte sirva para marcar un antes y un después en las leyes de España, estoy convencida de que has venido al mundo para salvar a mucha gente, por eso nunca te vamos a olvidar.

Un beso muy grande para Patricia, para Ángel y para su madre, que no se sienta culpable de nada, las abuelas son heroínas que sufren mucho por los nietos.

Pensé en dejar de seguir esta página, pero no, hay que ser fuerte, aceptar que te has ido al cielo, ¿sabes? vivo en la costa de Galicia, aquí también hay pececitos y mar, aunque el agua es más fría que en tu tierra.

Me despido ya, no sin decirte que cuides desde el cielo a tus maravillosos papis, te necesitan corazón, no dejes que suelten sus manos nunca más, solo se tienen el uno al otro para superar tu partida, con el tiempo se adaptaran, pero siempre estarás presente en su día a día.

Autora: María j. Pavi (Reservados los derechos de autor)

Tu mamá pidió bonitos recuerdos para ti, no sé quién lo escribió pero me parece precioso, eterno pescaito💙🐬🐟🌊🐠🐳🐋💙

La imagen puede contener: texto
 Anónimo

🌻 BURBUJAS EN EL AIRE 🌻

No me llores papá… no me llores, que aquí el llanto no existe y no he aprendido a ser lágrima.
No me llores mamá, no me busques que estoy nadando por el aire.
¿Sabéis? Aquí no hay barro ni suelo, ni fronteras, ni banderas con lunas y estrellas de mentira. Aquí no hay hambre ni guerras ni tormentas. No hay razas ni dioses malvados, ni pateras. No hay miedo ni sequias, ni balas, ni tiranos y los peces nadan entre nubes.
No me esperes mamá, que no me he ido. No me busques, estoy en todas partes. Guárdame el secreto, que sólo tú y yo sepamos que estoy vivo.
Que no sepan que estoy en la flor de la ventana, en la sombra de la huerta, en el aire que respiras, en la espuma, en tus manos, entre las fresas…
Que estoy acurrucado en tu butaca y entre las hojas de tu libro, enredado entre tu pelo, nadando en la pecera y escondido en los pucheros para ser vuestro alimento.
Siénteme mamá. Soy el olor de tu café por la mañana y el del agua de rosas en tu cuello, soy el color de tu vestido favorito, soy tu espejo. Estoy en tus silencios y en los rezos de la abuela y al llegar la noche, soy tu sueño.
¿Ves aquel pájaro que pasa? Soy su vuelo.
No les digas que Nemo existe, que piensen que sólo soy un cuento. Que no sepan que salí volando y ahora vivo con las hadas, que soy polvo de estrellas y nado por el cielo, que estoy contigo, dentro y fuera de tu cuerpo.
No te enfades mamá, no sufras, no intentes comprenderlo. Sabes que la inocencia sólo muere con el paso de los años y la mía… no tuvo tiempo.
Dale la mano a papá y dile que seré vuestro niño para siempre, que sepa cuánto le quiero.
Pero no me llores mamá, no me obligues a ser lágrima, que está salada y escuece.
Y si necesitáis verme, no miréis al suelo, buscadme en el aire, en el agua, en la espuma, en el cielo…
Lo que murió aquel día… solo era mi cuerpo.
Laly del Blanco Tejerina.

“A NUESTRO PESCAITO”

UN PESCAITO NOS ENSEÑÓ
QUE CON MALDAD NO SE PUEDE ANDAR
NI POR LA TIERRA, NI POR LOS MARES
AUNQUE TU SEPAS NADAR

QUE MAL TROPIEZO TUVO
CON LA BRUJA DEL CUENTO
LA MÁS MALA COMPAÑÍA
QUE SIMULANDO SER SU AMIGA
LE DIO SU MAYOR TORMENTO

ACABÓ CON SU SUEÑO
DE SER BIOLOGO UN DÍA
LO QUE MÁS AÑORABA EN SU VIDA
DE AYUDAR Y CUIDAR LO NUESTRO
SUS MARES, QUE TANTO LE CONMOVÍA

DE HAY, SU CARIÑOSO APODO
EL PESCAÍTO LE DECÍAN
UN NIÑO TIERNO Y DULCE
QUE CON SU SONRISA
AL MUNDO SE GANARÍA

DESCANSA EN PAZ POR LOS MARES
SIEMPRE TE ECHARÁN DE MENOS
LOS PESCAÍTOS Y CALAMARES
LAS ESTRELLAS Y TU AMIGO “NEMO”

TUS PADRES TE ACOMPAÑARÁN
POR LA SENDA DE TU NUEVO CAMINO
ARROPADOS POR UNA GRAN MASA
QUE LOS AYUDAN SIN RESPIRO
DE TODOS ESTE PAÍS
MIRÁNDOLOS COMO AMIGOS

YA ESTÁ LA BRUJA ENCERRADA
LA BRUJA MALA A PERDIDO
Y A TODO EL MUNDO SE NOS A IDO
NUESTRO NIÑO GRABIEL
¡¡ EL PESCAÍTO!!

SIEMPRE ESTARÁS NADANDO EN NUESTRAS MENTES…
ADIOS GRABIEL

HASTA PRONTO, BIOLOGO MARINO

JOSÉ M. LÓPEZ ROMÁN 2/4/2018

A. GABRIEL

Hoy que vuelas en el mar de tu alma
Viajando sin regreso en el universo
Con tu sonrisa inocente, desde el cielo
Miras la tierra, con tu anhelo
Cubriendo con tus inocentes besos
Al viento que los transporte hasta
Tu madre, piel de tu piel, sangre de tu sangre,
Desde tu lecho expandidos van, en soplos de aire.
Infunden valor a tus padres, que sin ti hoy
Se sienten tristemente perdidos e inconfortables
Carentes de tu presencia y tan deseable
Te perdieron un día en la tierra
Pero en el cielo estás tú, su Ángel,
Que sus pesadillas sean tu gran recuerdo
Te fuiste a tocar en una Orquesta del cielo
Porque aquí en tierra te mato una mano vil
A. quien obedeciste sin ningún recelo,
Tu madre soporto tu ausencia y búsqueda,
Con la sonrisa en su cara, pensó que no era cierto
Con una palabra siempre de agradecimiento,
Tu un inocente, su cruel realidad de que no existes.
Fueron días increíblemente y tremendos
Al final recayeron todas las sospechas
En unas manos ajenas cercanas y ejecutoras
De quien encontró una de tus camisetas,
Camiseta blanca como la paz de tu alma,
Conmocionados y esperanzados, todos te buscaron
Pidieron tu regreso, pero tú ya estabas en otro cielo.
Tus padres lo soportaron, sin poderte dar un beso.

D. Autora. Clementa López Pérez

IN MEMORIAM DE GABRIEL,
“EL PESCAÍTO”

No sé si podré explicarlo
pues me quedé sin palabras,
un duro acontecimiento
ha sucedido en España.

El veintisiete de febrero
dan una triste noticia,
a menor de solo ocho años
se le ha perdido la pista.

Ahí, comienza un milagro,
un milagro triste y duro,
un milagro de esperanza,
un milagro de bondad,
un milagro de templanza,
un milagro de amor…,
que a España y mundo alcanza.

Su familia por supuesto,
policía, voluntarios,
Ministerio de Interior…,
todos ponen su granito
para encontrar al “PescaÍto”,
Gabriel su nombre de pila,
toda España por su vida.

Pasa un día, pasan dos,
pasan tres, pasan cuatro…,
mágica bufanda de Gabriel
a su madre acompaña,
acariciando su piel,
dándole fuerza y calma.

Para ella es su “ Pescaíto”,
tierno cariñoso apodo,
por eso pide a todos
inunden redes sociales,
calles, casas, hospitales…
de vivarachos pececitos,
en busca de su amiguito.

La reacción inmediata,
hasta “NEMO” se apunta,
por ríos, lagos, mares,
acuarios, océanos, tierra…,
niño Gabriel es buscado
y al final es encontrado.

Ha vencido a la bruja mala,
pagándolo con su vida,
primero explosión de rabia,
la rabia se vuelve pena,
la pena se vuelve amor
deseando obsequiar
a un valiente campeón,
a pesar de ser pequeño
en tan solo doce días
a España ha conquistado,
su sonrisa ha enamorado.

Se guarda ahora silencio,
es un silencio de paz,
pues “la bruja “del mal sueño
está donde debe estar.

Nuevo angelito en el cielo
bendice ama a su tierra,
brilla más que ninguno
en medio de las estrellas,
los pececitos contentos
le cantan bellas canciones,
los poetas le dedican
poemas de mil colores
y no contentos con ello,
baile, danza, arte sin fin…,
para especial chiquitín.

Autora: Mari Paz Sainz Angulo
Reservados los derechos de autor
Ontinyent 16 /3/2018

Recopilación vídeos en recuerdo de Gabriel “El Pescaito”

 

Recopilación canciones para Gabriel Cruz, “El Pescaito”