LOS RATONES

LOS RATONES

EL JARDlN DE LA BELLEZA Fermin Limorre Leon (Albatera)

31 155 Fermin Limorte 001 (2)32 155 Pascual Limorte 001 (2)

***

Tengo en mi casa un jardín

que no sé quién lo ha plantado,

pues le han dado por salir

flores de colores mil,

hasta encima del tejado.

***

Son las rosas amarillas

que invitan a contemplarlas,

como rayos del sol brillan

no son lindas campanillas

pero me gusta mirarlas.

***

Ya ven si mi casa es grande

aunque es pequeña y estrecha,

somos cincuenta habitantes

tal vez no dije bastantes,

y el tejado flores cosecha.

***

Entre ratones y gatos

que acuden a bandadas,

se oye a veces un fardel

que esto parece un cuartel,

de la policía armada.

***

Por encima de las sillas

por debajo de la mesa,

andan con una caracha

y si les gritas te chillan,

soy el amo de esta casa.

***

Una noche tuve el gusto

que alegre curiosidad,

fue el momento oportuno

de ir contando uno a uno,

todos los que vi pasar.

***

Cien o doscientos conté

en la cuenta no estoy cierto,

yo asombrado me quedé

al ver por primera vez,

semejante regimiento.

***

Y a la voz de manto iba

un gigantesco ratón,

que con altivez decía

a formar la compañía,

adelante el batallón.

***

Una noche, ¡va a noche!,

que no se me olvidará,

al toque de su fajina

se fueron a la cocina

y nos dejaron sin cenar.

***

Y no da pena,

por culpa de ellos perder la cena.

***

Lleno de ira y coraje

la pipa a uno le tiré

al ratón no pude darle

pero si le di a mi padre,

y lo dejé cojo de un pie.

***

Ellos corrían, corrían

rompiendo tazas y platos,

mi padre se condolía

y entre lamentos decía,

yo vine a pagar los platos.

***

Uno haciéndome la presa

a mis pies se me acercaba

quise darle en la cabeza

y buscaba sin pereza

la pipa y no la encontraba

***

Pero una bota cogí

para darle su merecido

algo noté regullir

y es que habían hecho allí

dentro de la beta un nido.

***

Del sobresalto tan grande

me entró hasta dolor de muelas

hay que ver qué cosas pasan

que no cabemos en casa

y ha parido la abuela. ‘

***

Y es que todos pasean

con descaro y orgullo,

mas con placer se recrean

pero que nunca se crean

que lo que hay en casa, es suyo.

***

Porque como yo los coja

los tengo que hacer salones,

y habrá un cartel en mi puerta:

“el que quiera carne fresca,

aquí se venden ratones”.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una
licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España. Fermín Limorte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *