Archivo de la etiqueta: Especial Día de la Madre

MADRE

Para mi Mamá y para todas las Mamás del mundo.

MADRE

Digo Madre y esas letras
De ese nombre venerable
Se agolpan en mi garganta
Y cual oración me salen.

Y ahora puedo saber
Cuanto nos quieren las madres
Al recordar con nostalgia
Las caricias de mi madre

DIGO MADRE, GRITO MADRE
CANTO MADRE Y REZO MADRE

El día que Pari a mis hijos
A mi lado firme y suave
Fue y me dijo sentenciosa
Ya sabes lo que es ser madre

Ya conoces hija mía
Cual es el amor más grande
Más puro y más altruista
Más hermoso y más constante

DIGO MADRE, GRITO MADRE
CANTO MADRE Y REZO MADRE

Madre para parir me siempre
Madre para alimentar me
Y madre para vestirme
Y madre para peinarme
Y madre para sufrirme
Y madre para llorarme
Madre para corregirme
Y madre para educarme
Y para velarme siempre
Y también para alabarme
Y para rezar por mi
Para que nada me pase

MAMÁ DESDE QUE TE FUISTE
YA POR MI NO REZA NADIE

AURORA CARTAGENA.

ALBATERA 1 DE MAYO 2016

Aurora Cartagena Carbonero

TU SIEMPRE ESTÁS

13124935_1380912681935428_5556359902770467326_n

TU SIEMPRE ESTAS

Lo mucho que das, lo poco que esperas. Parece que puedo verla, cansada, se sienta por primera vez en el día en ese sofá que ya lleva su nombre, haciendo lo único que a ella le calma y le hace feliz aunque nadie lo entienda.
Se colma de la paz que tanto le falta durante el día porque siempre anda escuchando al mundo que le grita pidiendo ayuda. Siempre corriendo de aquí a allá sin saber que ya hace tiempo que llegó muy lejos. Porque un día tuvo que coger el mundo a sus espaldas, y desde entonces lo carga como si no le pesara. Porque ese día se echó a andar, y la vida se le queda pequeña a cada paso que da. Parece que la estoy viendo, pidiendo ayuda para poner una mesa que se enfría planchando cientos de telas para que nos envuelvan cada noche y poder sacarle el embozo que nos hace esbozar sonrisas. Parece que la estoy viendo bailando de la mano de Manzanero, subida al trono de una reina que tiene un sueño en el que sueña que canta. Parece que la estoy viendo, riendo a carcajadas por un marido que la llena de furia por fuera pero de amor por dentro por un hijo que la irrita pero la deshace en cien sonrisas con cuatro palabras. Parece que fue ayer cuando yo no vivía por mí mismo y era ella quien me sentía, y lo sigue haciendo, quien me daba el oxígeno que hoy, a veces aun me falta. Que lo he visto en sus palabras y oído en su mirada, que se despoja de su fuerza para dármela toda a mí.
Que me comprende y me da la mano en una cama que sólo ella y yo entendemos.
Que es coraje y es fuerza, que es calma y tempestad, pero que es alegría y ternura.
Eres todo lo que nunca me atrevo a decirte,
pero grito cada vez que quiero llorar y no estás. Pero siempre estás, tú … siempre estás. Y aunque tu cabeza ya no sepa o comprenda lo que digo, cuando me miras con esa mirada tierna, me sonríes y solo puedo decir … te quiero mucho mamá.

Autor: JOSE TORREGROSA

Mis Pendamientos